El rosa, o el color de la vergüenza.

Muy poca gente conoce hoy día que el rosa fue, en sus tiempos, un color de la masculinidad. Porque el rosa es un rojo suave, se entendía que era un color “excitativo”, que indicaba fortaleza y determinación. Si el rojo era el color de la sangre, el rosa era el color apto para los niños y los jóvenes, pues no era tan “potente” como el color puro. Era un color que transmitía delicadeza, pero sin dejar sus connotaciones de fuerza a un lado.

La lección de música, François Boucher (1749)

Con la subida del nazismo al poder, pronto la asunción del color comienza a cambiar. Los nazis marcaban a los homosexuales con un triángulo rosa invertido en los campos de concentración, y el color se empezó a asociar más fuertemente con la feminidad, y en el caso de los hombres, con la homosexualidad. El rosa era el color de la vergüenza y de la humillación para los que debieron vivir y morir en los campos de concentración, doblemente marcado si se era judío (formándose una estrella de David con la conjunción de dos triángulos, el amarillo y el rosa).

La triste realidad fue que tras la guerra, tras aquellas liberaciones tan afamadas de los campos de exterminio, sólo los homosexuales permanecieron dentro de aquellos lugares de horror, donde debieron cumplir la condena íntegra que les quedaba aún reservada, pues la homosexualidad se siguió considerando un delito lesivo contra la moral pública en la Alemania de postguerra.

En los mismos lugares en los que murieron miles de personas por inanición o por gaseamiento, ellos debieron quedarse esta vez bajo viglinancia germano-soviética o hermano-franco-estadounidense (dependiendo del lugar en el que los campos se encontrasen), quizás sólo tratados ligeramente mejor que cuando estaban bajo los nazis. Pero es estremecedor pensar que aquellos seres humanos aún debían de pasar años bajo aquel techo de muerte y pestilencia.

Y aún más estremecedor pensar que a veces, los peores males vienen con las mejores intenciones.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: