El Libro de las Figuras Jeroglíficas, de Nicolas Flamel

Inevitablemente nos llega la muerte a todos. O al menos, eso creemos. El mito de que Flamel y su esposa Perenella pudieron deslindarse de aquel fatídico destino, aún excita nuestra imaginación. Para los que perseguían aquella piedra fantástica, Flamel dejó “a posteriori” su Libro de las Figuras Jeroglíficas, curioso monumento a la Alquimia.

A la muerte de Flamel, sus restos, junto con los de Perenella, se trasladaron al Cementerio de los Santos Inocentes de París, cementerio hoy día desaparecido, pero que se encontraba en pleno centro de la ciudad, actualmente la plaza Joachim-du-Bellay y alrededores del Forum des Halles. La clausura y posterior demolición se debieron principalmente a la ocupación total del cementerio, que estaba activo desde la Edad Media, y para mayor preocupación, en el centro de lo que sería París, convirtiéndose en punto focal de plagas y pestilencia. Su caída en desgracia se llevó sin embargo varias obras arquitectónicas importantes, entre ellas, el relieve encargado por Flamel y que en teoría daba cuenta del secreto de la Piedra Filosofal.

Sin embargo, Flamel, de natural precavido, dejó constancia de todos los elementos que componían aquel mural en este libro: La estructura del mural parecía en principio religiosa. En el centro del mismo se hallaba Dios Todopoderoso, flanqueado por San Pedro y San Pablo, junto a Nicolas Flamel y su esposa, arrodillados en posición orante.

Mas alrededor de esa almendra, los jeroglíficos, oscuras representaciones de simbolismo difícil de desentrañar aparecen para hacer coro a esta escena por lo demás, de carácter piadoso. En una, una serpiente crucificada; en otra, un jardín lleno de hombres ciegos que buscan el agua que tienen a sus pies; en una tercera una fuente en un desierto de la que manan víboras…

Posiblemente haya algo detrás de aquellas figuras, pero Flamel apenas lo aclara un poco más, aun siendo de los alquimistas que más diáfanamente hablaron en su obra acerca de los procedimientos a seguir. Quien sabe ya a qué se refería.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s