En un lugar apartado

En un lugar apartado,
desangelado para el mundo,
te dije con sentida agonía
que algún día me odiarías llorando.

Era una tarde oscura y fría,
de hielos clavados en profundo,
y yo sentí el calor que se apagaba
en esa sonrisa de niño adulto.

Si yo fuese el borrón de una página,
insignificante, nimio, absurdo,
poco me dolería hacer lo que hago.

Y ahora, cuando cierro los ojos,
en este páramo que es tu olvido,
en el alma lo siento ¡Cuanto daño !

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: