Omnia in Omnibus

Yo soy el árbol y la fuente,

el campo, el cielo, el mar.

y si me arrancan la estrella matutina,

mis ojos perderían su brillar.

Soy el vuelo del alazán,

la hoja olorosa del laurel,

el tacto de la rosa y su espina

que podadas valen tanto.

El verde del olivo y su fruto,

la araña, la serpiente viperina,

soy la lágrima y la risa

y lo que en silencio recordamos.

¿Hay un Dios en mis entrañas?

¿O está fuera, gozando de lo creado?

¿Él es Yo, o al contrario?

Si todo está en todo

hasta Dios tiene chispa de Humano.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s