Vivir en la Rueda (III)

La Dermatitis ha venido y nadie sabe cómo ha sido. Bueno, sí, hay una ligera sospecha (el polvo de mi escritorio), que ha hecho saltar las alarmas de mi sobreprotector sistema inmunitario, y ayer por la noche me regaló el divino don de la hinchazón periorbital. De nuevo, se deshinchará, me volverán mis grietas y … Sigue leyendo Vivir en la Rueda (III)

Vivir en la Rueda (II)

Para vivir en esta casa, es necesario ejercitar la ignorancia. La gente que se interesa por mi, no se interesa por mí sino por mis medios de vida. Entiendo que su interés no es malintencionado, pero es molesto en cuanto soy tratado más como una especie de planta o de animal al que deben asegurarle … Sigue leyendo Vivir en la Rueda (II)