Vivir en la Rueda (II)

Para vivir en esta casa, es necesario ejercitar la ignorancia. La gente que se interesa por mi, no se interesa por mí sino por mis medios de vida. Entiendo que su interés no es malintencionado, pero es molesto en cuanto soy tratado más como una especie de planta o de animal al que deben asegurarle … Sigue leyendo Vivir en la Rueda (II)

Hoy

Hoy la sangre de la herida no sale como ayer. Será cosa de la vida el perder la alegría como se pierde la herida al caer la costra que la cubría. Miserias y más miserias, el único hilo que no se puede perder.